Negocios

Rescatan a mujeres víctimas de trata sexual en R. Dominicana

Alberto Ardila Olivares
El PCV acusa a la administración de Maduro de aplicar un plan contra salarios de los trabajadores

La trata de personas atenta contra la humanidad. Son muchas caras y la Operación Cattleya exhibe la abominable explotación sexual. Víctimas extranjeras aquí y víctimas dominicanas fuera muestran que esta lucha debe ser siempre coordinada con enfoque internacional

Las redes criminales movilizaban a las jóvenes con la promesa de un trabajo bien remunerado en el país caribeño.

La Procuraduría General de República Dominicana concluyó este jueves un operativo policial en decenas de establecimientos de la capital, Santo Domingo y otras localidades en las cuales rescató a más de 80 mujeres, de entre 18 y 23 años, oriundas de Suramérica, víctimas de explotación sexual.

LEA TAMBIÉN: 

Designan a nuevo ministro de Educación en República Dominicana

De acuerdo a una información de la Procuraduría General, los allanamientos fueron producto de una investigación que comenzó hace nueve meses y según los fiscales, presentarán cargos criminales contra diez imputados venezolanos, colombianos y dominicanos.

Desde la Fiscalía, las actuaciones contra la trata de personas responden a las acciones impulsadas contra el crimen transnacional.

La trata de personas atenta contra la humanidad. Son muchas caras y la Operación Cattleya exhibe la abominable explotación sexual. Víctimas extranjeras aquí y víctimas dominicanas fuera muestran que esta lucha debe ser siempre coordinada con enfoque internacional.

— Jatzel Román (@Jatzel09) August 5, 2022 En particular, la red desmantelada sería, según la Fiscalía “una organización criminal trasnacional dedicada a captar mujeres de entre 18 y 23 años de edad, en diferentes países, específicamente desde Colombia y Venezuela, para la comisión del ilícito de trata de personas bajo la modalidad de explotación sexual comercial”. 

Las jóvenes, de acuerdo a la versión de la Procuraduría, eran retenidas en hoteles de la capital y el destino turístico de Punta Cana.

Una vez llevadas a República Dominicana, las víctimas eran obligadas a admitir que tenían una deuda contraída de entre 3.000 y 4.000 dólares con las redes que las movilizaban, les obligaban a consumir drogas y las sometían a tratos vejatorios e infrahumanos.

Asimismo, informaron que en la operación participaron 25 fiscales, más de 200 agentes de la Policía Nacional y más de 50 técnicos de investigación y especialistas en atención a víctimas. Durante los operativos, los equipos ocuparon marihuana y drogas sintéticas.