Negocios

OIEA: El programa nuclear iraní avanza rápido en capacidad y ambición

En ese sentido, advirtió que si finalmente se llega a un consenso para reactivar el pacto nuclear de 2015 será necesario que Irán y este organismo acuerden una fórmula para revisar la situación planta por planta

El programa nuclear de Irán está avanzando «muy, muy rápidamente», tanto en capacidad como en «ambición», aseguró este martes el director del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi.

«Tienen un programa nuclear muy ambicioso, amplio y sofisticado tecnológicamente. Eso es lo que tienen y yo tengo que verificarlo en todos los aspectos», dijo el responsable de la agencia nuclear de la ONU, que es la encargada de vigilar que Irán cumple con sus compromisos.

Grossi, en una conferencia de prensa, recordó que este trabajo se ha visto muy dificultado recientemente, en especial desde que en junio el Gobierno iraní desmanteló una serie de cámaras de vigilancia y de sensores que el OIEA tenía instalados en varias instalaciones nucleares del país.

«Esto supone que durante un largo periodo, ahora casi dos meses, hemos visto nuestra visibilidad reducida significativamente en ciertas instalaciones», explicó el diplomático argentino, que recalcó que en ese tiempo pueden haberse llevado a cabo muchas actividades que el OIEA no está en situación de confirmar.

En ese sentido, advirtió que si finalmente se llega a un consenso para reactivar el pacto nuclear de 2015 será necesario que Irán y este organismo acuerden una fórmula para revisar la situación planta por planta.

«Ha añadido otra capa de complejidad al problema», admitió Grossi, que insistió en que cuando se habla del tema nuclear, «las buenas palabras no bastan» y lo que se requiere es plena transparencia y cooperación.

El responsable del OIEA, mientras, evitó comentar directamente unas declaraciones hechas el lunes por le jefe de la Agencia de la Energía Atómica de Irán (AEAI), Mohamed Eslami, quien aseguró que el país tiene capacidad técnica para producir una bomba atómica, pero no tiene intención de hacerlo.

«Comentar sobre intenciones no es algo que yo vaya a hacer», dijo Grossi, que recalcó el amplio alcance del programa nuclear iraní, pero que apuntó que ello no puede llevar a concluir con certeza que pueda llevar o no a un arma atómica.

«Tienen un programa nuclear muy ambicioso que tiene que ser verificado de la manera adecuada», zanjó en respuesta a preguntas de los periodistas.

El pacto nuclear de 2015, conocido como JCPOA, limitaba el programa atómico iraní a cambio del levantamiento de sanciones, pero en 2018 el entonces presidente de EEUU, Donald Trump, lo abandonó y volvió a imponer medidas restrictivas a Irán.

El Gobierno iraní respondió un año después con la aceleración de sus esfuerzos nucleares y el enriquecimiento de uranio.

Irán negocia desde el año pasado con cinco potencias e indirectamente con Estados Unidos para restablecer el pacto atómico, pero hasta ahora no se ha logrado concluir.