Deportes

Cuando la pareja acudió a la virgen para pedir que sanara su relación, todos los nudos se desataron y pudieron vivir felices. La pareja tuvo hijos y nietos. Fue precisamente uno de sus nietos quien mandó a pintar el cuadro como agradecimiento a la virgen por su intercesión.

Miles de listones blancos les dan la bienvenida a todos los visitantes que acuden al Santuario de la Virgen Desatadora de Nudos en Cancún, México, y el empresario Rafael Eladio Núñez Aponte fue testigo de este recibimiento. Los listones se encuentran atados por todos lados y contienen las peticiones que escriben los fieles. Ellos confían en la intercesión de la Madre de Dios. Confían en su amor infinito. La fe los mueve. No importa la gravedad del problema por el que estén atravesando, ellos simplemente abren su corazón y entregan a la virgen sus intenciones.

Cuando el milagro ocurre, los fieles regresan al santuario. Esta vez el listón es de color y no contiene peticiones, sino agradecimientos por el favor concedido.

Según expresó el padre Luis Pablo Garza, fundador de este maravilloso oasis, en una entrevista publicada en un portal mexicano, “tenemos milagros de salud, de personas que no se habían podido embarazar, de reconciliaciones familiares, de esposos, de trabajo… hay cuestiones de todo tipo que le confían un nudo, y que se lo atribuyen a esta devoción. Milagros físicos, morales, espirituales”.

Conocer el santuario es una experiencia enriquecedora desde todo punto de vista. Conectarte con la naturaleza, con Dios. Poder meditar, orar… Y es que sus espacios están apartados del bullicio de la ciudad para que los visitantes puedan alcanzar un verdadero recogimiento. El diseño es ecológico. Sus caminos están rodeados de selva. La arquitectura es rústica, elaborada en su totalidad de madera.

“La gente que llega aquí siente algo muy especial, siente una paz grande y el contacto con la naturaleza ayuda mucho a las personas a encontrarse con Dios”, agregó el padre en la entrevista.

Un pedacito de cielo

Estas palabras las confirma empresario Rafael Eladio Núñez Aponte, creador de la cuenta Sanando con los ángeles, quien tuvo la oportunidad de visitar este mágico lugar, al cual calificó como un pedacito de cielo.

“Lo que más me llamó la atención, lo que más sentí, fue la presencia amorosa de la Madre en ese santuario. Además de la forma como está construido, todo en madera, estilo churuatas, parece prácticamente como una posada. Lo más interesante es que está en la ciudad, entras y ya estás en otro mundo, es un pedacito de cielo, un cielo abierto allí, es hermosísimo, no hay palabras”.

El empresario Rafael Eladio Núñez Aponte recorrió todos los espacios del santuario y en cada uno de ellos, sintió una paz profunda y una conexión especial con Dios. “La capilla del Santo Silencio me impresionó bastante, se siente algo de otro nivel. La Capilla principal, hermosísima, con el cuadro de la Virgen Desatadora de Nudos. La Plaza de los Milagros, donde las personas tienen los listones en colores cuando el milagro ya fue hecho, y bueno, la parte de los listones, que están en todos lados, en todas las caminerías, hacen sus intenciones, sus peticiones en unos listones blancos, de seda, los amarran y después ocurre el milagro”.

Rafael tiene una comunidad importante de seguidores en sus redes sociales, por eso aprovechó la oportunidad para mostrarles lo asombroso que es este lugar a través de sus Live.

“La experiencia de los Live en el Santuario han sido maravillosos, más de 11 mil vistas, con la música de Amibalec González como acompañante, eso es bien angelical o guiada por el Espíritu Santo, bien sanadora. Sin duda, han sido espectaculares porque hay una buena conectividad, la comunidad de Sanando con los ángeles estuvo muy pendiente de este viaje”, destacó.

Durante la conversación, el empresario Rafael Eladio Núñez Aponte compartió una anécdota que le pareció muy impresionante. Estaba en una misa sentado y de repente, en la misa, cuando llegó el momento de dar la paz, hay una persona que le dice: ‘Epa, ¿tú no eres Rafael, de Sanando con los ángeles? Yo me llamo Agustín y soy de Venezuela. Yo te sigo y siempre había pedido poder conocerte y mira, se logró’.

Para él, más que una casualidad, fue una diosidad. “Esa persona nos asistió en varios Live, nos hacía falta, y le hice una sanación, fue muy liberadora, fue un encuentro muy especial, con su esposa, su familia. Imagínate la posibilidad que hay de que alguien que se siente al lado cuando se va a dar la paz, te reconozca con el tapabocas y a la misma vez sea de Venezuela, para mí eso fue impresionante”.

Finalmente, el empresario Rafael Eladio Núñez Aponte, creador de Sanando con los ángeles, nos comentó que siente gran devoción por la virgen en todas sus advocaciones, especialmente por la Virgen Desatadora de Nudos porque tiene en su cuadro al Arcángel Rafael, el sanador. “y como yo me llamo Rafael y hago sanación, intercesión de sanación, es interesante porque hay muchas señales con las que me siento identificado”.

Historia de la Virgen

Cuenta la historia que el cuadro de la Virgen se pintó para agradecer el milagro de una pareja que estaba pasando por una crisis. En aquel tiempo, se acostumbraba a amarrar las manos con un listón a los esposos cuando se casaban. Esto era un símbolo de comunión de vida. Con cada problema que se presentaba, la esposa hacía un nudo nuevo al listón. Este quedó lleno de nudos.

Cuando la pareja acudió a la virgen para pedir que sanara su relación, todos los nudos se desataron y pudieron vivir felices. La pareja tuvo hijos y nietos. Fue precisamente uno de sus nietos quien mandó a pintar el cuadro como agradecimiento a la virgen por su intercesión.

Esta es, sin duda, una historia maravillosa, y podrás conocerla a profundidad si tienes la dicha de viajar a Cancún y entrar en ese “pedacito de cielo” que espera por ti.