Entretenimiento

Rivera Marín no quiere hablar del escándalo del chat

Nuevos Vecinos, Madrid, España
Un modelo posible para Venezuela, por Ana Karina García

Washington — El secretario de Estado de Puerto Rico, Luis Rivera Marín, rehusó hoy hacer comentarios sobre el escándalo del chat del gobernador Ricardo Rosselló Nevares y sus más cercanos colaboradores, que han reflejado expresiones machistas, homofóbicas, soeces y burlonas en torno a políticos de la Isla, la diáspora o la Junta de Supervisión Fiscal que controla las decisiones financieras del gobierno local.

Al mismo tiempo, evitó precisar si ha sido parte de ese chat del gobernador y sus colaboradores en la aplicación Telegram.

Pero, rechazó que La Fortaleza haya ‘inventado’ un viaje suyo el 12 de diciembre de 2018 para dejar como gobernadora interina a la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez Garced, después de que no avanzara una investigación criminal y ética en contra de la funcionaria,  que había sido avalada por el presidente del Senado de Puerto Rico, Thomas Rivera Schatz.

Una vez se derrotaron los cargos en contra de Vázquez Garced, el gobernador Rosselló Nevares y principales colaboradores se burlaron de Rivera Schatz y el propio primer ejecutivo propuso irse de vacaciones junto a Rivera Marín, para que la secretaria de Justicia – que a su vez ha llevado a la fiscalía federal el caso de contratistas fantasmas en el Capitolio-, se quedara al mano del gobierno.

Luego, el asesor del gobernador en comunicaciones, Carlos Bermúdez, dijo que mejor era que fuese un viaje oficial.

Cinco días después de hacer esos comentarios, el gobernador y Rivera Marín viajaron juntos para reuniones en Washington D.C. “No se creó ningún viaje…Cuando se desarrolla un viaje, él (Rossell&oacute😉 tiene su agenda y yo tengo la mía”, alegó el secretario de Estado.

Rivera Marín se encuentra en Washington para reuniones con la Casa Blanca y miembros del Congreso que buscan mitigar la crisis de credibilidad que generan los más recientes cargos de corrupción contra ex funcionarios del gobierno de Puerto Rico y contratistas.

El secretario de Estado sostuvo que conoció los cargos de corrupción en contra de la exsecretaria de Educación Julia Keleher y la ex directora ejecutiva de la Administración de Seguros de Salud (ASES) Ángela Ávila, y contratistas, cuando llegó en la mañana de ayer al aeropuerto John F. Kennedy, donde dice hizo escala para su viaje de esta semana a la capital estadounidense. Dijo que tanto pronto conoció los hechos hizo una expresión de repudio.

MÁS INFORMACIÓN